Esta semana hemos sido testigos de una extraña invasión de bichitos. Andaban deambulando por toda la clase sin ton ni son: algunos se agitaban con un movimiento errático, otros  daban vueltas como locos… al final nos hicimos amigos suyos y estuvimos jugando con ellos.

Aprendimos que se llamaban  robots BEAM’s (“Biology, Electronics, Aesthetics, and Mechanics”) y que fueron creados por Mark W. Tilden.

Mark_W_Tilden

Estos  bichitos son, en realidad, pequeños robots que imitan el comportamiento de insectos, principalmente su movimiento. Suelen estar realizado con circuitos analógicos simples usando componentes discretos tales como motores vibradores de teléfonos móviles, resistencias, potenciómetros,  diodos, transistores… y alimentados con pilas o células solares.
No tienen microcontrolador, por lo que son robots no programables y “tontos”.

Los BEAM´s del colegio Tomás Bretón han sido creados con el siguiente material: cinta adhesiva, tijeras, pilas de 3 voltios, cepillos de dientes, motores vibradores de móviles reutilizados y pequeños cables también reutilizados.

paso 0

Primero vamos a hacer la estructura de nuestro insecto para luego adherirle el pequeño circuito analógico que le dotará de movimiento.

Cortamos la cabeza de un cepillo de dientes con unos alicates. El cepillo será el cuerpo de nuestro bichito.

paso 1

Para darle cierta estabilidad vamos a ponerle un par de patitas.

paso 2

Para ello nos valemos de un pequeño cable o alambre que   situamos en la parte intermedia del cepillo.

paso 3

Una vez colocado como se indica en la fotografía retorcemos el cable girándolo una o dos vueltas para que quede bien sujeto al cepillo.

paso 4

Por último, para acabar el cuerpecillo, doblamos ambos extremos del cable hacia abajo para que toquen la superficie del suelo y le den la estabilidad de la que antes hablábamos.

paso 5

 Ahora pasamos a montar el circuito eléctrico analógico.

Situamos  un extremo del cable a uno de los polos de la pila de 3 voltios.

paso 6

Y lo fijamos con un pedazo de cinta aislante para realizar la conexión.

paso 7

Realizamos la misma operación con uno de los cables conectados al motor. Esta vez lo ubicamos sobre el otro polo de la pila de botón.

paso 8

Y lo fijamos con otro cachito de cinta aislante.

El montaje está diseñado de tal manera que al cerrar el circuito (conectar el segundo extremo del motor, el que está suelto, con el también segundo extremo del cable) la energía que almacena la pila se conduce a través de los cables al motor haciéndole girar y provocando la vibración característica que deseamos para mover a nuestros insectos.

paso 9

 Es ahora cuando tenemos que fijar el circuito a la estructura antes montada.

paso 10

 Colocamos dos trozos de cinta aislante, una para sujetar el motor y otra para sujetar la pila, doblados sobre sí mismos para conseguir adherencia por ambos lados (el lado del cepillo y el lado del circuito).

paso 12

Colocamos el motor y la pila sobre el cepillo y, si es necesario, lo terminamos de fijar con un poco más de cinta adhesiva.

Así es como queda nuestro insecto acabado.

paso 14

Y así cómo posaban nuestra horda de bichos.

todos

En algunos comercios podemos encontrar BEAM´s similares a los que hemos fabricado en clase.

bean

Aunque nada le tenemos que envidiar a estos insectos comerciales, pues alguno de nuestros alumnos ha desarrollado un diseño propio  mucho más sofisticado con material reutilizado:

mix_diseño_victor

¿Como muestra un botón? Mejor muchos y con buena música.
https://vimeo.com/86317108

 

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This