Este trimestre hemos seguido trabajando en los talleres de robótica de la Casa de la Juventud de Colmenar Viejo.

Comenzamos las lecciones descubriendo misterios desconocidos hasta entonces para nosotros como es el hecho de que los dientes de los engranajes actúan,  en esencia,  como palancas radialmente dispuestas sobre una pieza circular.

Aprendimos también a nombrar cada parte de los engranajes (cubo, cuerpo y dientes) y que podían usarse para multiplicar o dividir, de manera muy sencilla, el número de vueltas del eje de entrada.

Conocimos al ¡…LOCOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO…!, que así se le llama al engranaje que se interpone entre otros dos para conseguir que los ejes de entrada y salida giren en el mismo sentido, porque curiosamente si ponemos dos engranajes en contacto y hacemos girar uno de ellos el otro lo hace en sentido opuesto.

Estuvimos un par de días probando todas estas curiosidades del mundo de los piñones, coronas y demás engranajes mediante unos  montajes sencillos y entendimos que la combinación de los conocimientos que sobre ellos hemos adquirido con los motores y sensores, nos permitirán en el próximo trimestre aplicarlo a los robots que nosotros mismos fabriquemos.

De momento, como aperitivo, ahí quedaron las fotos y el video de la bandera nacional giratoria – ventilador ideada por el alumno Jaime Amores.

20160120_190522

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This